Noticias del Grupo Asistencial Coruña

NOTICIAS

ATENCION A ENFERMOS CON ALZHEIMER. HIGIENE ALIMENTARIA. SALUD Y HÁBITOS ALIMENTARIOS


 

Atención a Enfermos de Alzheimer

Higiene Alimentaria

Salud y Hábitos Alimentarios

Salud y Hábitos Alimentarios

 

 

La alimentación influye de forma importante en la salud, constituyendo un elemento muy esencial entre todos los que inciden en la calidad de vida de las comunidades. Los alimentos en algunos casos pueden evitar la aparición de enfermedades y entre otros predisponer a padecer de ciertas patologías. Las alteraciones de la alimentación en cantidad y en calidad pueden producir enfermedades; tal es el caso de la malnutrición y anorexia nerviosa en caso de déficit de alimentación(con infecciones, déficit de desarrollo físico e intelectual, alteración en la cicatrización de heridas, etc.), o la obesidad y otros factores de riesgo asociados como hipertensión, diabetes ,hipercolesterolemia(ateromatosis) en caso de exceso alimentario; una alimentación deficitaria o con exceso de algunos nutrientes puede ocasionar también alteraciones tal es el caso del raquitismo o el déficit de vitamina D y C respectivamente, o la anemia perniciosa por déficit de vitamina B12; por último, alimentos mal conservados o tratados pueden producir infecciones, intoxicaciones, alergias, etc.

El hombre se alimenta para vivir, pero en la especie humana influyen además otros factores muy importantes que configuran la dieta de las personas y de la colectividad en que viven. Es curioso, que hasta el siglo XIX, las adicciones y limitaciones que el hombre ha introducido en sus dietas no se han inspirado nunca en el i teres de saber si la calidad de sus alimentos en alguna influencia sobre su salud. Siendo los otros factores que han marcado los diferentes tipos de alimentación de las razas y pueblos, entre ellos cabe destacar:

1.       Aspecto físico de los alimentos: influyen la forma color, olor, sabor y su presentación, haciéndolos más o menos apetecibles, estos aspectos influyen más en los niños, ancianos y enfermos.

2.       Factores psíquicos del individuo: en cada cultura se toman preferentemente unos alimentos, y las personas pueden tener un impedimento de tipo psíquico cultural, por el que no acepten como alimentos sustancias consumidas por individuos de otras culturas. Estos rechazos son frutos de condicionamientos colectivos que datan de siglos.

También algunos enfermos psíquicos se niegan a veces a consumir determinados alimentos, o bien se alimentan de unos pocos, prescindiendo de la mayoría de los alimentos,

3.       Dimensión Social: la alimentación es un fenómeno social, la comida es un acto social, un momento de reunión, de convivencia, con el que expresamos amistad, amor, poseyendo incluso connotaciones filosóficas y religiosas. En nuestra sociedad las celebraciones familiares y las reuniones de negocios suelen realizarse en tomo a una mesa. Pero la alimentación en una sociedad refleja no solo su cultura, sino también las condiciones ecológicas

4.       Dimensiones antropológicas: a veces la legitimidad de un alimento viene dada por la cultura de donde proviene, aceptándose mejor los que provienen de culturas superiores o de países más desarrollados que los que provienen de países menos desarrollados.

5.       Religión: ciertas practicas religiosas conllevan prohibiciones en determinados alimentos, así los judíos no pueden consumir ningún derivado de cerdo, el resto de las carnes deben haberse sacrificado recientemente y bañados con agua sallada para eliminar los restos de sangre, no pueden comer tampoco ni anguila ni marisco. Los seguidores de Buda no pueden comer carne de caza. Los mormones no pueden consumir ni alcohol, ni tabaco, café, té; la religión católica prohíbe el consumo de carne los días de Cuaresma, etc. Así podríamos enumerar multitud de practicas o prohibiciones alimentarias e incluso pautas con respecto a la indigestión (ayuno) en las diferentes religiones.

6.       Aspecto económico: el nivel económico en una población influye en como se alimenta. Las poblaciones ricas tienen gran capacidad para proveerse de alimentos, aunque no siempre están bien alimentados (exceso de azucares refinados, grasas y carnes), el nivel de vida inferior conlleva dietas mas monótonas y carentes a veces de nutrientes esenciales, siendo incluso de baja calidad higiénico sanitarias y nutritivas.

El porcentaje de presupuesto que se dedica la alimentación no solo es un indicador de desarrollo de un pueblo, sino que incluso el tipo de alimento es uno de los factores que señalan el nivel de vida de un pueblo (a mayor nivel económico menor es el porcentaje que se dedica a la cultura, educación, etc.). A medida que aumenta los ingresos se dedica mas dinero y se consumen más frutas, carnes y pescados, disminuyendo el dinero que se dedica a otros alimentos, cereales, legumbres, hortalizas, etc.

7.       Hábitat: el hombre descubre los diferentes productos naturales que le ofrece la tierra y en función de lo que aporta dicho hábitat y de las creencias de ese pueblo, consume unos alimentos u otros. El medio geográfico esté ligado al clima. Y este influye en el tipo de alimentos y la alimentación. En las zonas frías se consumen mas carnes y grasas, en cambio en los trópicos se consumen más vegetales.

8.       Nivel de instrucción y categoría socioeconómica del individuo: aunque no siempre ocurre así, el nivel de instrucción condicionara el status profesional que ocupa un individuo en la sociedad y el nivel económico. En general se alimentan mejor los individuos con un nivel cultural más alto.

9.       Red de comercialización de alimentos: todos los aspectos de producción, comercialización y distribución de alimentos son importantes ya que de ellos depende que el alimento llegue al consumidor y las condiciones en que estos llegan. La publicidad en los medios de comunicación está llevando a un consumismo excesivo y a la ingesta de alimentos muy calóricos y de escaso valor nutritivo.

Cambios en la familia: el trabajo de la mujer fuera de casa ha contribuido al cambio alimentario, se tiene menos tiempo para cocinar, por lo que se eligen los platos rápidos, alimentos precocinados, cada vez se come más afuera de casa, etc

Aportando soluciones con las últimas tendencias e innovaciones en el sector de la asistencia domiciliaria
San Andrés, 143. Bajo
Centro de Negocios Coruña Business
15002 - La Coruña