Noticias del Grupo Asistencial Coruña

NOTICIAS

UTILIZACIÓN DE MASCARILLAS EN EL ÁMBITO SANITARIO


                    UTILIZACIÓN DE MASCARILLAS EN EL ÁMBITO SANITARIO

 

La Comisión Asesora del CGCOM para el COVID-19 ha trabajado sobre el uso apropiado de las mascarillas para la protección de contagios, a solicitud de la Comisión Permanente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM). Las contribuciones de los expertos y las aportaciones recibidas en el Foro de Trabajo y Debate de la Comisión Asesora permiten trasladar el presente Informe #2 sobre utilización de mascarillas en el ámbito sanitario, Al CGCOM, a efectos de poner a su disposición criterios científico-técnicos y profesionales sobre el tema, y de su eventual utilización en futuros posicionamientos del CGCOM y de la OMC.

1-      CONSIDERACIÓNES PREVIAS

a)       Las mascarillas como un componente más de la estrategia de protección personal. El principal vehículo de contagio para los profesionales y trabajadores que atienden a los pacientes son las manos, por lo que la medida preventiva principal es la higiene de manos, realizada adecuadamente y con frecuencia y sobre todo si se tocara la cara. En la actividad clínica deben tenerse en cuenta las circunstancias, los ?cinco momentos? que la OMS destaca para la higiene de manos: antes de tocar al paciente; antes de llevar a cabo una tarea "limpia"; tras exponerse al riesgo de exposición a fluidos corporales; luego de tocar al paciente y tras abandonar el entorno del paciente.

El mecanismo de transmisión es mediante contacto con gotas espiradas contaminadas (gotas de Flügge), tanto en la fase sintomática de la enfermedad como en la presintomática, por lo que siempre que sea posible debe respetarse una distancia de seguridad de 2 metros. La mascarilla supone una protección adicional en esos casos. Cuando el profesional sanitario se acerque al paciente para atenderle debe protegerse con una mascarilla quirúrgica, que debe colocarse de manera adecuada.

 

b)       Las mascarillas apropiadas.

-           Mascarillas quirúrgicas:

 ? En casos de infección por COVD-19 o potencial infección por COVID-19 el empleo de mascarillas quirúrgica tiene como misión evitar la contaminación del área circundante cuando una persona tose o estornuda o habla. Estas mascarillas disminuyen la inhalación de gotas de Flügge; sin embargo, no consiguen un completo aislamiento del aire inhalado.

 ? Por tanto, solo deben ser utilizadas por pacientes o profesionales sanitarios que no participan en actuaciones directas con pacientes COVID-19 o con alto riesgo de padecerla.

-          ? El objetivo de estas mascarillas es proteger a la persona que las usa de la inhalación de agentes patógenos como el COVID-19.

 ? Se recomienda su uso en todos los profesionales sanitarios que interactúan directamente pacientes con COVID-19 o con alto riesgo de padecer la enfermedad.

? El profesional sanitario debe estar entrenado en su colocación y retirada

? Debe ser colocada consiguiendo el máximo hermetismo facial

? Se respetarán durante su uso las recomendaciones de duración de uso del fabricante.

 ? No se emplearán mascarillas con válvula en centros asistenciales

 

Se ha demostrado la persistencia del virus en el aire en situaciones en que se generan aerosoles, por ello en estos casos hay que usar las precauciones aéreas y usar mascarillas de mayor eficiencia sin válvula (FFP2 y FFP3, y N95).

 

c)       Mascarillas en la población general. La población general debe usar mascarillas quirúrgicas en el trasporte público y en los establecimientos comerciales, empresas, centros y servicios sanitarios, residencias sociosanitarias y locales donde no se pueda mantener la distancia de seguridad; también es aconsejable en las reuniones de hasta 10 personas que se permiten a partir de la Fase 1 con personas no convivientes. No es necesaria en espacios abiertos siempre que esta distancia se mantenga. Se debe insistir en que la protección que aporta la mascarilla quirúrgica depende de su buen uso, y de que se complemente con el lavado de manos antes y después de su utilización. Las mascarillas auto-filtrantes (N95, FFP2, FFP3) no se recomiendan para su uso por la población general, debido a que son innecesarias, ineficientes, y pueden ser contraproducentes. Algunos de sus inconvenientes son: que uso continuado dificulta en algunas personas la respiración, que puede causar fatiga y mareos en personas mayores, que son más incómodas, que por esto provocan mas manipulación de la cara para recolocarla, y que puede dar una falsa sensación de seguridad. Los pacientes inmunodeprimidos, y aquellos a los que se les indique por consejo clínico deberán usar estas mascarillas auto-filtrantes para extremar su protección ante la vulnerabilidad individual que presentan. Nunca se deben usar mascarillas auto-filtrantes con válvula de exhalación, pues pone en riesgo a las demás personas.

 

2-      MASCARILLAS EN EL TRASLADO DE PACIENTES.

 

 Siempre se utilizará mascarilla y se facilitará una mascarilla quirúrgica al paciente en el caso de que no la tuviera. Se recomienda a los sanitarios el uso de FFP2 sin válvula si el paciente es un caso COVID-19. Estas normas aplican a todo el personal (celadores, conductores, personal de limpieza y cualquier profesional o trabajador sanitario).

 

3.  ASISTENCIA SANITARIA DOMICILIARIA, EN CONSULTA, HOSPITALIZACIÓN Y AISLAMIENTO HOSPITALARIO.

a) Atención a pacientes con sospecha o confirmación de COVID-19 (circuitos asistenciales COVID). ? PROFESIONALES: Como en estas circunstancias no es posible el mantenimiento de la distancia de seguridad por la propia naturaleza de la atención e interacción clínica, los profesionales sanitarios usarán mascarillas FFP2 sin válvula. En el caso que tengan una actuación directa sobre un paciente COVID en zonas donde se hayan generado aerosoles o gotas de Flügge de pacientes COVID-19, usarán preferentemente mascarillas FFP3, o si no se dispusiera de ellas, se emplearían mascarillas FFP2. ? PACIENTES: Los pacientes con sospecha de COVID-19 o confirmados, usarán dentro de los centros y servicios sanitarios y siempre que sea clínicamente posible, mascarilla quirúrgica. Esta mascarilla deberá suministrarse en los puntos de entrada y clasificación de los centros asistenciales.

 

? SITUACIONES EXCEPCIONALES o

 

Se han valorado situaciones excepcionales donde falten las mascarillas idóneas para el sanitario o para el paciente. La situación de los mercados nacionales e internacionales de suministro de estos equipos se está normalizando rápidamente, así como la capacidad de comprar y distribuir por parte de las autoridades sanitarias y los gestores. o Por ello, desde el punto de vista profesional, se considera simplemente inaceptable que el personal sanitario y sus pacientes no dispongan de las mascarillas apropiadas, y no se emite recomendación alguna sobre esta excepcionalidad inadmisible.

b) Atención a pacientes sin sospecha de COVID-19 (circuitos asistenciales no-COVID). ? PROFESIONALES: En el caso de pacientes no COVID se empleará siempre mascarilla quirúrgica por parte del personal que le atienda. ? PACIENTES: Mientras no se avance en la desescalada, y de acuerdo con las instrucciones que dicte en cada momento la autoridad sanitaria, también los pacientes sin confirmación o sospecha de padecer COVID deberán llevar mascarillas quirúrgicas dentro de los centros y servicios sanitarios.

 

4.       PROCEDIMIENTOS E INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS

 

 Se empleará FFP2 siempre que se asista a pacientes COVID y FFP3 durante la realización de técnicas que producen aerosoles (detalladas en el Anexo) o cuando se asista al paciente a menos de un metro de las vías respiratorias y durante la realización de laparoscopias. Con pacientes no COVID se empleará mascarilla quirúrgica. Para pacientes con otras patologías que así lo requieran como Tuberculosis, VIH, o a tratamiento citostático se empleará una FFP2.

 

5- ATENCIÓN EN URGENCIAS Y EMERGENCIAS. O

 

En la urgencia hospitalaria al existir disponibilidad de las pruebas PCR, no debería existir problema para identificar a los pacientes COVID, actuar con la protección apropiada, y canalizarlos al circuito-COVID diferenciado. o Cuando se trata de una urgencia vital (por ejemplo, politraumatizados), deben ser considerados como positivos a efectos de protección del personal y de su canalización.

 

6- OTRAS SITUACIONES.

? Farmacia hospitalaria y comunitaria: Mascarilla FFP2 en focos de mucha transmisión de la enfermedad. Extremar las medidas de precaución especialmente el respeto de la distancia de seguridad y la higiene de manos.

 ? Laboratorio: el personal que manipule y procese muestras respiratorias, o de cualquier otro tipo (sangre, orina, heces?) que procedan de casos sospechosos o confirmados además de las medidas habituales de seguridad usará mascaras FFP2.

 ? Servicios de mantenimiento y limpieza: Mascarilla quirúrgica, excepto que actúe en zonas donde se hayan generado aerosoles o gotas de Flügge de pacientes COVID-19; en ese caso usarán mascarillas FFP2.

Aportando soluciones con las últimas tendencias e innovaciones en el sector de la asistencia domiciliaria
San Andrés, 143. Bajo
Centro de Negocios Coruña Business
15002 - La Coruña