Noticias del Grupo Asistencial Coruña

NOTICIAS

PRIMEROS AUXILIOS.INTRODUCCION.-PRINCIPIOS BÁSICOS Y GENERALES DE ACTUACIÓN-.


Primero Auxilios

INTRODUCCION

PRINCIPIOS BASICOS Y GENERALES DE LA ACTUACION

 

 

           PRINCIPIOS BASICOS Y GENERALES DE LA ACTUACION

 

Principios básicos

Ante  un accidente se debe proceder a la activación del sistema de emergencias, mediante el formato P.A.S, el cual nos indicara el orden a seguir que debemos conocer y aplicar para empezar a atender al accidentado.

1.       Proteger

Ante todo, hay que asegurarse que le lugar de accidente es seguro tanto para nosotros mismos como para el accidentado, para así evitar nuevos accidentes.

Por tanto, la finalidad de proteger es evitar que el que presta el auxilio se dañe y evitar que el lesionado se agrave.

2.      Avisar.

Cuando sea posible es necesario alertar a los servicios sanitarios de la existencia del accidente y se activara el sistema de emergencias.

Como ya sabemos, el número es 112 para toda la Unión Europea.

Cuando se alerta a los servicios de emergencia, hay que saber indicar una cero de preguntas:

·        Identificarse

·        Número de heridos.

·        Lugar donde se ha producido el accidente.

·        Estado de los heridos

·        Especificar el tipo de accidente que se ha producido.

·        Indicar posibles circunstancias que puedan agravar la situación.

Por último, inmediatamente después de pedir ayuda, hay que empezar a realizar los primeros auxilios, además de mantener la línea telefónica libre, para poder contactar de nuevo con los servicios de emergencia e informar como continua el estado del paciente.

Es importante tener en cuenta que la información que nosotros demos dependerá la calidad y la cantidad de los recursos humanos y materiales que lleguen al lugar donde se ha producido los hechos.

 

3.      Socorrer.

Una vez que nos hemos protegido a nosotros mismos y a la victima y hemos alertado a los servicios sanitarios sobre el accidente de forma correcta, se comienzan a realizar los primeros auxilios, pero para poder llevarlos a cabo, es necesario proceder a una evaluación del estado del lesionado.

 

Principios Generales

Es muy importante conocer y aplicar esta serie de normas que vamos a comentar a continuación, basados fundamentalmente en la actitud del auxiliador para evitar los errores mas comunes que suelen cometer ante un accidente que requiere primeros auxilios y así lograr, no agravar las lesiones y conseguir por tanto un resultado más óptimo.

-         Conservar la calma

Hay que intentar estar tranquilo y calmado, ya que esto ayudara a actuar más rápidamente  de forma correcta.

Además, actuando de esta forma, se logrará dar tranquilidad y confianza a la víctima y a los de su alrededor.

Por ello, la actitud que tengamos dependerá en gran parte, la vida del paciente.

-         Composición del Lugar

Al llegar al lugar donde se han producido los hechos, hay que examinar el lugar, ya que puede haber varios lesionados, unos más leves y otros más graves y no todos necesitaran una atención en primer lugar.

Por tanto, no se deberá aplicar los primeros auxilios al primer herido con que te encuentres. Es importante seguir el siguiente orden de prioridad:

1.      Lesionados graves e inestables: personas que necesiten ser atendidas inmediatamente. De nuestra actuación dependerá la vida del lesionado, por ejemplo: paro cardiaco, hemorragias graves, estados de inconsciencia.

2.     Lesionados graves y estables: aquellas personas que su vida no corre peligro sino se le atiende inmediatamente, es decir: puede esperar unas horas, por ejemplo: hemorragias moderadas, lesiones d cabeza.

3.     Lesionados leves: personas en las que su vida no corre ningún peligro y puede esperar la llegada de la asistencia médica, por ejemplo: contusiones, quemaduras leves.

4.    Fallecidos: aquellas personas que ya han fallecido y no existe ninguna posibilidad de sobrevivir.

 

-         Examinar al herido

Es fundamental realizar una valoración del paciente, identificación la situación que suponga una amenaza inmediata y las que no para la vida del paciente, es decir, hay que tener en cuenta si respira, si ha perdido el nivel de conciencia, presenta quemaduras entre otros.

-         No mover.

Es muy importante ser conscientes de las consecuencias que puede tener movilizar a un lesionado, ya que si tiene una lesión que le ha afectado a algún órgano importante, al moverlo, le podemos creas repercusiones irreversibles.

Por este motivo, como norma general, hay que dejar a los lesionados en la misma posición hasta evaluar su estado y aplicar los primeros cuidados o hasta esperar los servicios de emergencias.

Sin embargo, existen algunas excepciones en las que se requiere una movilización inmediata como, por ejemplo, cuando hay que realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), protegerle de un nuevo accidente o cuando las condiciones ambientales lo requieran.

-         Tranquilizar al paciente y entorno.

Cuando una persona sufre un accidente, suele estar muy asustada, ya que no conoce las lesiones que padece y necesita apoyo y alguien en que confiar en esos momentos tan abrumadores.

Por ellos tenemos el deber de clamar y tranquilizar esos temores que sufre el lesionado, además de conseguir que confíen en nosotros.

-         Mantener la temperatura corporal.

Hay que tener en cuenta el mantenimiento de la temperatura corporal del paciente, ya que cuando una persona sufre un accidente o lesión, se activan los mecanismos de defensa del organismo, produciendo en muchas ocasiones, la perdida de temperatura corporal.

-         Avisar al profesional sanitario

El momento del aviso al personal sanitario es muy importante, ya que si la persona que va a realizar los primeros auxilios, se encuentra sola, es mejor llamar al 112 una vez que hemos cumplido los principios anteriores, ya que como hemos dicho anteriormente, de nuestra forma de actuar y rapidez dependerá la vida del paciente.

Sin embargo, sino estamos solos en el lugar de los hechos, mientras que vamos a proceder a realizar los primeros auxilios debemos mandar a alguien que se encuentre en el lugar llamar al 112.

-         Nunca dar de comer o beber al accidentado

Jamás se debe dar de comer o beber a la persona lesionada, ya que podemos generar nuevos problemas de salud en el paciente, debido a que este se puede atragantar, ahogar?.

-         No medicar

Este procedimiento solo puede ser realizado por el médico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aportando soluciones con las últimas tendencias e innovaciones en el sector de la asistencia domiciliaria
San Andrés, 143. Bajo
Centro de Negocios Coruña Business
15002 - La Coruña