Noticias del Grupo Asistencial Coruña

NOTICIAS

ATENCIÓN A ENFERMOS DE ALZHEIMER. ACERCAMIENTO AL PACIENTE DE ALZHEIMER. - COMO AFECTARA LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER EN LA VIDA COTIDIANA-


Atención a Enfermos de Alzheimer

Acercamiento al Paciente de Alzheimer

Como Afectara la Enfermedad del Alzheimer en la Vida Cotidiana

                      -   Como Afectara la Enfermedad del Alzheimer en la Vida Cotidiana

 

Lo mejor es saber cuánto antes posible como ocuparse de ciertos problemas en relación con la independencia de la persona. problemas relacionados con su libertad personal tales como si es seguro para ellos conducir, salir solos, beber alcohol o fumar. Problemas financieros pueden ser también considerados, como el firmar cheques y realizar decisiones financieras.

Estas y otras cuestiones similares podrían ser discutidas con la persona demente en los primeros momentos de la enfermedad cuando ellos son capaces aun de tomar decisiones.

 

Cuando estas intentando decidir cómo tratar las cuestiones antes citadas, te encontraras dividido entre intentar dejar a la persona con demencia con la más independencia posible y el mismo tiempo intentar protegerlos de posibles riesgos y peligros. Los siguientes consejos pueden ayudarte a tomar decisiones.

 

CONDUCIR

En tempranos estados en algunas personas que se ha diagnosticado la enfermedad pueden aun conducir con seguridad, pero a medida que la enfermedad progresa las habilidades las habilidades para conducir se irán casi deteriorando. La persona puede empezar encontrando dificultad para encontrar lugares familiares, equivocarse al observar los signos de circulación y respetar las normas de circulación, conducir demasiado rápido o lento, tener lentas reacciones y devenir confusos, frustrados y enfadados mientras conducen.

Sin embargo, las personas con demencia suelen dudar a menudo el renunciar a conducir, ya que es uno de los últimos signos de su independencia y madurez. Puede por lo tanto ser difícil convencerles de la necesidad de dejar de conducir. Pero, es demasiado peligroso en la medida de no estar tratándole de la forma correcta.

Deberás primeramente intentar discutir el problema de conducir de una persona con demencia, remarcando los posibles peligros de la conducción, como también los beneficios de no tener que hacerlo. Ellos se pueden sentir enfadados y depresivos sobre la perdida y necesidad de ayuda durante este periodo de torpeza.

Se puede suavizar el golpe si pudieras prevenirle de otras formas de transporte o de otras personas de su alrededor que puedan conducir. Sin embargo, la persuasión no funciona siempre y algunos cuidadores han tenido extremas dificultades intentando detener a personas con demencia de conducir. Si este es el caso, podrás encontrar que la persona escucha, de buena voluntad mejor al médico, a la policía o alguien de la autoridad.

Si esto no tiene tampoco éxito, puedes intentar impedirle conducir. Podrías, por ejemplo, esconderle las llaves del coche, arreglártelas para que el coche no funcione, manipulando la distribución, por ejemplo, o aparcar el coche en otras calles fuera de la vista. Si esto no es necesario, podrías incluso vender el coche, y el dinero que obtuviera podría ayudarle para pagar otros medios de locomoción. Una manera de solucionar el problema es dejar el coche sin las llaves de contacto. Sea lo que sea que decidas hacer, deberás informar a la compañía de seguros sobre el diagnóstico de la demencia

 

FUMAR

Cuidado de dejar fumar sola a la persona con demencia, ello es un riesgo de incendio también, algunas personas con demencia podrían olvidar que tiene un cigarrillo y podría quemarse los dedos. Las personas dementes olvidan a menudo que fuman y entonces lo echan de menos cuando el habito se ha perdido.

Sin embargo, si ellos continúan fumando, hay unas pocas precauciones útiles a tomar, por ejemplo, colocar grandes ceniceros por todas partes, cambiar los cestos de papel por papeleras de metal, comprar ropas resistentes al fuego y mobiliarios, instalar sistemas de alarma y conservar verillas lejos.

Fumar solo, particularmente en la cama, es un gran riesgo. Tendrías más éxito persuadiendo a la persona con demencia de restringirle de fumar a veces cuando no hay compañía. Es importante poner particular atención de no permitirles fumar si ellos usan parches o chiles de nicotina ya que incrementara el riesgo de salud.

BEBER ALCHOHOL

Puede incrementar confusión en la persona. Aunque beber ocasionalmente no debe inquietarte, es preferible contar con los consejos de un médico si la persona con demencia puede tener acceso a las bebidas alcohólicas. Aunque l doctor este de acuerdo que tenga contactos ocasionales con la bebida, deberás estar seguro de que ellos no tienen más. Pérdida de memoria puede resultar en las personas con demencia, olvidar que hayan tomado algunas cuantas copas. Es preferible conservar el alcohol en armarios cerrados con llave o esconderlos.

DINERO DE BOLSILLO

Las personas con demencia tienden a experimentar dificultades con el dinero en el bolsillo casi al principio de la enfermedad.

A causa de la pérdida de memoria y de no entender la función del símbolo del dinero, ellos pueden pagar por algo as de una vez, no pagarlo, dar dinero de más o perderlo. De esta forma los problemas pueden acumularse sí que te des realmente cuenta. Para tratar de mantener su bienestar y su amor propio, podrías arreglarte con la persona demente para que continúe pagando sus cosas y servicios (mientras que garantices los riesgos al error o lo que será ventajoso) y asegurarles que ellos siempre tienen algo de dinero con ellos.

Algunos cuidadores han encontrado que ciertos comerciantes y peluqueros prefieren coger cheques de las personas dementes, los cuales no son validos durante mucho tiempo, los cuales son reemplazados por el cuidador. A veces, algunos locales te permiten pagar más tarde los artículos que las personas dementes cogen saliendo del local sin pagar. pagar en cuanta corriente, por ejemplo. La electricidad, gas, teléfono, etc., puede resolverse directamente por debito en el banco.

 

FORMALIDADES ADMINISTRATIVAS Y FINANZAS PERSONALES

La persona demente puede tener también obligaciones financieras y ventajas de una pequeña o considerable capital. Es necesarios discutir temas financieros con la persona demente, que pueda tomar decisiones mientras que sea aun capaces, contratar a alguien que les ayude en sus temas financieros cuando ellos no están capacitados. Si eres la persona que le ayuda en las finanzas, conserva una relación de los que gastas y recibes en caso de que tengas que dar explicaciones por ello.

Hay algunas posibilidades para ayudarte (poder de resistencia) tu asociación de Alzheimer podrá darte más información.

PROTECCION

Con el progreso de la enfermedad la persona demente esta menos capacitada para defender sus intereses. Es posible contratar un tutor que proteja sus intereses y tome decisiones en su lugar (por ejemplo, donde vivir, temas de salud, etc.). Le ayudaría en situaciones donde la persona demente no es capaz de tomar decisiones desde los comienzos.

TRANSPORTE PUBLICO

Al comienzo de la enfermedad, la persona demente, puede ser capaz de usar el transporte público. Pero cuando la enfermedad progresa puede empezar a tener dificultades para recordar donde van, pagar el ticket, coger el correcto tren o autobús, bajarse en el lugar correcto. Cuando esto ocurre la persona puede sentirse incomodo y temeroso, particularmente si ellos no pueden recordar a donde van y de donde vienen. Por esta razón, en última instancia sería preferible de intentar probar transportes privados. Podrías quizás hacer un plan con anterioridad de diferentes personas que quieran conducir para ayudarlo.

SALIR SOLO

Puede que estés preocupado por que la persona salga solo, por varias razones, por ejemplo, el riesgo de que se pierdan o les roben,etc. Sin embargo, pueden desaprobar el hecho de que los acompañes a todos los sitios, lo ven como una cierta invasión a su intimidad. Por lo tanto, deberás tener mucho tacto para intentar observarlo.

Aportando soluciones con las últimas tendencias e innovaciones en el sector de la asistencia domiciliaria
San Andrés, 143. Bajo
Centro de Negocios Coruña Business
15002 - La Coruña