Noticias del Grupo Asistencial Coruña

NOTICIAS

ATENCIÓN A ENFERMOS DE ALZHEIMER. HIGIENE ALIMENTARIA. ELABORACIÓN DE DIETAS ESPECIFICAS PARA PERSONAS MAYORES. - EQUILIBRIO DE LA DIETA DEL ANCIANO-NUTRICIÓN HOSPITALARIA DEL ANCIANO- FUNCIONES DEL PERSONAL SANITARIO-CUIDADOS ESPECIALES EN LA ADMINISTRACIÓN DE LOS ALIMENTOS AL ANCIANO HOSPITALIZADO


 

Atención a Enfermos de Alzheimer

Higiene Alimentaria

Elaboración de Dietas Especificas para Personas Mayores

Equilibrio de la Dieta del Anciano-Nutrición Hospitalaria del Anciano-Funciones del Personal Sanitario ante el Anciano Hospitalizado-Cuidados Especiales en la Administración de los Alimentos al Anciano Hospitalizado-

 

                                  Equilibrio de la Dieta del Anciano

Aunque aparezca evidente, el objetivo de la dieta es nutrir al individuo. Para conseguirlo antes debe ser ingerida y solo es posible si se le ofrece una alimentación variada, apetitosa y atractiva de acuerdo con sus necesidades y gustos.

 

ELABORACION DE LA DIETA

·         Determinar el valor calórico diario

·         Elaborar una proporción adecuada de principios inmediatos: proteínas, hidratos de carbono y grasas.

·         Aporte de vitaminas y minerales

·         Administrar la cantidad suficiente de agua y líquidos

·         Seguir las recomendaciones nutricionales para prevenir las enfermedades relacionadas con la alimentación (HTA, cardiovasculares, colesterol, diabetes, obesidad, etc).

OTRAS RECOMENDACIONES

Es muy importante la calidad de los productos que vamos a utilizar en la preparación de las dietas;

-          Grasas: son una fuente importante de energía, pero no debe excederse con los alimentos que contengan gran cantidad de ella(por ejemplo: tocino, embutidos, mantequillas, etc.).

Los pescados azueles son también ricos en otro y tipo de ácidos grasos poliinsaturados, por lo tanto, se debe optar por incluirlos en la dieta del anciano, dependiendo si son bien tolerados y de sus preferencias.

-          Hidratos de carbono: deben ser los que abundan en las patatas, cereales, legumbres, etc. Evitando los azucares, en una proporción no mayor de 10 al 15%.

-          Fibra: debe administrarse la cantidad suficiente, pues aun no aporta calorías, es muy necesaria para el funcionamiento del tracto digestivo.

-          Alcohol: aunque aporte 7 Kcal/g por sus efectos perjudiciales para la salud no se debe incluir en ninguna dieta. Su consumo debe ser nulo en la dieta del anciano.

-          Sal: salvo que exista patología muy concreta (cardiopatías, HTA, etc.), no debe prohibirse a toso los ancianos. Una dieta insípida, puede quitar las ganas de comer e incluso producir, con el tiempo anorexia a las personas acostumbradas a las comidas con aporte de sal. Se debe disminuir en la dieta todos aquellos productos que contiene un excesivo aporte de sal. Como las salmueras, carnes, pescados curados en sal, frutos secos, salados, etc.

                                 Nutrición Hospitalaria del Anciano 

La nutrición en los ancianos es difícil. Estas diferencias son debidas al entorno donde se ubica el anciano y su situación funcional. Los requerimientos energéticos son distintos según se trate de un anciano que vive en su casa o se halla institucionalizado (residencias de ancianos), su valoración se complica cuando el anciano presenta una patología aguda que le obliga a ingresar en el hospital.

 

ANCIANO DESNUTRIDO

-          Desnutrición calórico-proteica

el paciente se agrava por la frecuente pluripatología, polifarmacia y otras situaciones sociales deficitarias, las cuales motivan a reducir la ingesta alimentaria. Esto hace que el anciano llegue al hospital totalmente desnutrido y en condiciones pésimas para hacer frente a la enfermedad y hospitalización. Durante los 15 primeros días de hospitalización se produce una perdida de masa magra, puesto que es utilizada como fuente de energía ante el ingreso.

-          Malnutrición y morbimortalidad

El medico que trata pacientes ancianos debe conocer si su paciente es tratado en el domicilio, si necesita pruebas complementarias o tratamientos, que luego realizará en su domicilio; o si probablemente morirá o será candidato de largo plazo.

-          El tiempo de estancia

Una estancia hospitalaria superior a dos semanas se relaciona con un deterioro nutricional en el momento del alta.

Además, los ancianos hospitalizados y desnutridos tienen un riesgo cuatro veces mayor a presentar cuadro confusional durante el ingreso y de reingresar en los primeros tres meses tras la salida del hospital.

La toma de suplementos dietéticos mejora la respuesta inmune y reduce la incidencia y duración de la infección.

-          Condiciones asociadas con la desnutrición del anciano

 

1.       Alteración a la inmunidad

2.       Ulceras por presión

3.       Anemia

4.       Caídas

5.       Deterioro

6.       Alteración del metabolismo de los fármacos

7.       Descenso de la máxima capacidad respiratoria

8.       Deficiencias dentarias

9.       Depresiones

Debemos utilizar la via digestiva como aporte de nutrientes, siempre que este indicado, administrando las dietas especificas a cada patología.

Las consecuencias de la desnutrición se dejan sentir a diferentes niveles: se reducen la capacidad respiratoria, cardiaca, etc. en definitiva, aparece un incremento en la sensibilidad a la eliminación de fármacos, deterioro físico y cognitivo y empeoramiento en la calidad de vida. Finalmente puede producirse la muerte del paciente.

                    Funciones del Personal Sanitario ante el Anciano Hospitalizado

Cuando la alimentación no es suficiente o el alimento es inadecuado e incompleto, hay predisposición a enfermar en el hombre, debido al efecto debilitante en el sistema.

No hay duda de que la atención continua y cuidadosa por parte del personal sanitario, con la aplicación de los métodos de evaluación del estado nutritivo, nos ayudaran a detectar aquellos pacientes con desnutrición.

Nuestro principal objetivo debe ser prevenir el que la desnutrición aparezca. Por ello, debemos conocer las causas que la provocan y tratar de prevenirlas en la medida de lo posible.

 

             Cuidados Especiales en la Administración de los Alimentos al Anciano Hospitalizado

Depende del proceso del paciente, los requerimientos pueden administrarse con comidas regulares y menús previamente seleccionados a la dieta.

Se le ayuda a comer a los enfermos que no son capaces de comer por si solos y a los que a ningún familiar que les ayude a hacerlo.

Cuando no esta contraindicado se le puede ofrecer entre comidas alimentos suplementarios y líquidos, como una pieza de fruta o yogurt a media mañana.

Cuando se va a repartir las bandejas se observará que lleven las dietas preparadas atractivamente para animar a comer al paciente.

Cuando se va a retirar la bandeja se comprueba si se ha comido toda la comida anotándolo después en una gráfica.

Se debe observar si el paciente presenta algún problema antes de comer como pude ser: nauseas, vómitos, diarreas, etc. Para hacerlo saber lo antes posible al médico.

Una vez que haya comido, se le ofrece todo lo necesarios para que se lave las manos, la boca y dentadura postiza. Ya que posiblemente será portador de ella.

·         Palangana con agua templada

·         Jabón

·         Cepillo de dientes

·         Pasta dentífrica

·         Vaso

·         Toalla

 

Una vez aseado, se le acomoda para que descanse hasta la próxima comida.

 

 

 

 

 

Aportando soluciones con las últimas tendencias e innovaciones en el sector de la asistencia domiciliaria
San Andrés, 143. Bajo
Centro de Negocios Coruña Business
15002 - La Coruña